in

Torra: «España no puede gobernar contra Cataluña»

El presidente de la Generalitat ha lanzado este aviso en Sabadell, donde ha intervenido en un acto con un grupo de intelectuales partidarios de la independencia

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha exigido este domingo a los partidos políticos españoles que escuchen «la voz de los catalanes» y, en este sentido, ha advertido de que «España no puede gobernar contra Cataluña».

Torra ha lanzado este aviso en Sabadell (Barcelona), donde ha intervenido en un acto para conmemorar el centenario de la Colla de Sabadell, un grupo de intelectuales liderado por Joan Oliver, Francesc Trabal y Armand Obiols, partidarios de la independencia de Cataluña.

Quim Torra ha asegurado que la Colla de Sabadell luchaba por tener un «país libre» y reivindicar el derecho a la autodeterminación de Cataluña, y ha indicado que cien años después la situación se mantiene igual.

«Vuelvo a reivindicar que no se puede gobernar contra Cataluña. España no puede gobernar contra Cataluña. Tienen que escuchar la voz de los catalanes», ha exclamado.

Sobre la manifestación del sábado en contra del juicio al «procés», a la que, según la Guardia Urbana de Barcelona, asistieron unas 200.000 personas, Torra ha afirmado que no solo sirvió para que «medio millón» de catalanes salieran a la calle, sino que supuso un «cambio de actitud de los catalanes».

«Volvemos a sonreír. A raíz de la manifestación del sábado he decidido borrar la palabra 'endarrere' (atrás). Ya no vale ir hacia atrás, borremos esta palabra del diccionario», ha recomendado.

Más información


  • El soberanismo se exhibe como un «muro humano» contra el juicio del 'procés'

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

El CNI destina 20 técnicos al Ministerio de Justicia para combatir los ciberataques

Otegi defiende un «bloque histórico entre las naciones y pueblos del Estado»