in

Puigdemont se abstiene de acudir al Congreso para acatar la Constitución y envía a su abogado

El expresidente de Cataluña firma su promesa por escrito en un intento de cumplir los requisitos previos para adquirir el acta de eurodiputado

Se han cumplido las previsiones y ni el expresidente de Cataluña, Carles Puigdemont, ni el exconsejero Toni Comín han acudido al Congreso para acatar la Constitución, paso previo a la adquisión del acta de eurodiputados. Sí lo ha hecho su abogado, Gonzalo Boyé, que traía por escrito la promesa de ambos de respetar la Carta Magna «por imperativo legal». No ha podido, en todo caso, participar en el acto ni entregar la documentación antes del juramento oficial. Una funcionaria de la Junta Electoral Central le ha propuesto el registro de la documentación para que pueda ser después estudiada.

Un «acatamiento notarial», así ha explicado Boyé en qué consiste el papel, firmado ante una autoridad belga, que ha preparado para la JEC. Tanto Puigdemont como Comín se enfrentan a órdenes de detención en caso de entrar en España. Y en el Congreso, como ocurre en las sesiones especiales, había esta mañana un refuerzo de seguridad. Su representante ya intentó hace días que ninguno de los dos tuviese que acudir a Madrid. Pero la Junta Electoral le respondió que «la credencial se expide una vez el candidato electo ha prestado juramento o promesa». Es decir, que su presencia para el juramento en la Cámara baja era imprescindible.

A partir de ahora, Boyé se reserva la posibilidad de acudir al Tribunal de Justicia de la Unión Europea y da por hecho que sus clientes son parlamentarios a ojos de Europa. Quien tampoco ha podido cumplir los trámites de esta mañana ha sido el presidente de Esquerra, Oriol Junqueras, a quien el Tribunal Supremo le denegó el permiso para salir de la cárcel.

Juramentos válidos

En cuanto al resto de eurodiputados -salvo el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, que por razones de agenda oficial se comprometerá en los próximos días a acatar la Constitución-, la Junta ha revisado a puerta cerrada las fórmulas de juramento que han empleado y las ha dado por válidas.

La mayoría se ha limitado al protocolario «sí, juro» o «sí, prometo». El vicepresidente del órgano, Eduardo Calvo, de hecho, ha recordado que las credenciales se expedirían en caso de acatamiento de forma «incondicionada». Aun así, algunos cargos electos han optado por añadir expresiones de su cosecha. La representante de Esquerra Diana Riba ha pedido la «libertad de los presos políticos» y el «retorno de los exiliados». Y el de EH Bildu, Pernando Barrena, ha prometido «por imperativo legal y hasta la constitución de la república vasca».

Mientras tanto, los de Vox han jurado «por España». Y Javier Nart, de Ciudadanos, ha apostillado: «Uno se aburre de tanta impostación».

 

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

Los Verdes hacen prácticas en el ejército alemán

Colau vuelve a colgar el lazo amarillo de la fachada del Ayuntamiento de Barcelona