in

“Madonna ha desembarcado en Tel Aviv con cien colaboradores. Actuará”

El millonario Sylvan Adams, que paga el caché de la artista, quita hierro a las reticencias de la cantante

Madonna llegó a Israel a última hora del martes. acompañada de 135 personas, entre ellas 40 cantantes que participan en los coros, 25 bailarines y el rapero KoVu. Con este último compartirá, si se arreglan flecos que hoy por hoy siguen en el aire, el escenario de Eurovisión el próximo sábado. Pero hasta entonces, la diva ha sembrado la duda. Emperifollada con ropa promocional de su nuevo disco, Madame X, la diva apenas se dejó ver en su llegada. Bajó del avión cubierta por un gran sombrero en el que podía leerse Crave, el título del tercer single que acaba de publicar.

Llegó al filo de las once de la noche abordo de un avión privado, propiedad del multimillonario judío, Sylvan Adams, el filántropo de origen canadiense, afincado desde 2015 en Israel, quien pagará el caché de la estrella internacional. Pero pagará más de lo inicialmente pactado. La cantante exigía que le abonasen también sus derechos de imagen. O lo hacía Adams o todo el trato se iría al garete. “Serán exactamente 1.25 millones de dólares”, solucionaba Adams anoche en conversación con , poco antes de que la cantante llegase.

Es decir, que este apasionado del ciclismo procedente de una conocida familia de empresarios asentada en Canadá, rico gracias a los negocios inmobiliarios, asumiría el cheque. Adams reconoce que faltan detalles por cerrar, como el contrato con la Unión Europea de Radiodifusión (UER), pero que no impedirán que la estrella suba al escenario en el descanso de la gala final, el próximo sábado.

“Yo no me ocupo directamente de esas cuestiones pero, lo que me transmite mi equipo es que todo estará listo para que actúe como tenemos previsto. Ella está muy ilusionada. Toneladas de material técnico necesario para la actuación de Madonna llegaron hace dos semanas. Hasta aquí se han desplazado más de 100 de sus colaboradores. Actuará.”, asegura convencido el mecenas judío.

Para él la cuestión del contrato -que según anunció Jon Ola Sand, supervisor del certamen, la estrella debe firmar necesariamente para participar en el evento eurovisivo- se solventará a tiempo. “Es algo en lo que los representantes de Madonna en Israel trabajan desde hace tiempo, pero no es un problema”, insiste.

Según Adams el objetivo de su labor de mecenazgo es el mismo que cuando patrocinó el año pasado «la Gran Partenza» del Giro desde Jerusalén: mostrar la realidad israelí, incentivar el turismo y especialmente en esta ocasión, lograr que Eurovisión 2019 sea inolvidable. Algo en lo que sin duda ayudará la cantante estadounidense. “Madonna no es solo un regalo para Tel Aviv, es un regalo para Eurovisión porque el certamen es muy conocido en Europa y en esta zona, pero no en Estados Unidos y norteamérica. Su participación hará que todo el mundo oiga hablar del festival”, explica el patrocinador de la actuación de la cantante.

La estrella y su séquito se alojan en la quinta planta de uno de los hoteles más exclusivos de la cadena Dan, en Tel Aviv, cerrada en exclusiva para ellos. Los ensayos en el recinto ferial serán a puerta cerrada y estarán rodeados de férreas medidas de seguridad para garantizar el factor sorpresa. El sábado, será la cuarta vez que la cantante actúe en Israel y la primera en una cita eurovisiva.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

“Israel no es seguro, lo veréis”: ciberataque a Eurovisión durante la primera semifinal del certamen

El sexo y la risa