in

Interior prepara el regreso inminente a cárceles de Cataluña de los presos del procés

Prisiones dará luz verde al viaje en cuanto los reclusos lo soliciten oficialmente y el Supremo comunique que no tienen gestiones pendientes

La decisión está tomada y solo falta la burocracia. El Ministerio del Interior tiene la firme determinación de trasladar cuanto antes de vuelta a cárceles de Cataluña a los nueve líderes independentistas que están presos, una vez que el miércoles por la tarde el juicio del Supremo quedó visto para sentencia después de cuatro meses. Es la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, previa consulta al tribunal, la única competente para decidir en qué centro deben estar internos los reclusos a la espera de sentencia.

Según han informado hoy fuentes penitenciarias, el traslado se demorará, no obstante, todavía unos días (probablemente no se hará efectivo hasta la próxima semana) debido a los trámites a cumplimentar. El primero es que los propios reclusos lo pidan. Oriol Junqueras, Jordi Sànchez, Josep Rull, Jordi Turull, Jordi Cuixart, Raül Romeva, Joaquim Forn, Carme Forcadell y Dolors Bassa –y no sus abogados- deben reclamar su traslado, a través de una instancia, a los directores de las respectivas prisiones Madrid en las que se encuentran desde que llegaran el pasado febrero de Cataluña: Soto del Real en el caso de los siete varones y Alcalá Meco en el de las dos mujeres.

El abogado de Turull, Rull y Sànchez, Jordi Pina, anunció este jueves que sus patrocinados y el resto de los procesados pedirán de forma inmediata su traslado, mientras sus letrados reclaman al mismo tiempo al Supremo su excarcelación a la espera de sentencia.

Mismos trámites

A partir de ahí –explicaron responsables de Interior- se seguirá el mismo trámite que se llevó a cabo a principios de julio del año pasado cuando los reclusos, una vez acabada la fase de instrucción, fueron llevados desde las cárceles madrileñas de Estremera, Soto y Alcalá Meco a los centros de Lledoners, Puig de les Basses y Mas d'Enric. El nuevo Gobierno de Pedro Sánchez, una vez hecha la solicitud de los reclusos, consultó al entonces instructor del caso, Pablo Llarena, si tenía algún inconveniente para que los presos fueran llevados fuera de Madrid. La «consulta» (que no «autorización», aclaran desde Instituciones Penitenciarias) se hará ahora a la Sala Segunda del Tribunal Supremo que presidente Manuel Marchena.

Interior –explicaron responsables del departamento- solo abortaría la operación de traslado en los próximos días en el caso de la sala comunicara que la sentencia es inminente, algo que todas las fuentes consultadas descartan, ya que no se espera un fallo hasta finales de septiembre o principios de octubre. Sí sería competencia del Tribunal Supremo decidir –y ordenar- si los nueve reclusos deben regresar a Madrid a la vuelta del verano para escuchar la sentencia.

Cuando Instituciones Penitenciarias tenga la respuesta del Supremo garantizando que no es necesaria la presencia de los reclusos en Madrid, Interior tiene intención de dirigir inmediatamente el correspondiente oficio a la Direcció General de Serveis Penitenciaris comunicándoles la petición de cambio de cárcel. La Generalitat, si ocurre lo que hace un año, responderá de forma automática dando el visto bueno.

A partir de ahí, solo restará organizar la conducción de la Guardia Civil a la cárcel de Brians (centro de recepción de Cataluña), desde donde los Mossos llevarán a los presos probablemente a las prisiones en las que ya estuvieron desde julio de 2018 a febrero de este año: los siete varones en Lledores, Bassa en Puig de les Basses y Forcadell en Mas d'Enric.

Tres viajes

El que hará en los próximos días un viaje de ida y vuelta y volver a ir a Cataluña será Forn. El exconsejero de Interior y concejal electo en el Ayuntamiento de Barcelona (en coche) para que el próximo sábado pueda asistir al

El pasado martes el Supremo autorizó a Forn a estar en Barcelona los días 14 y 15 para participar en el primer pleno, pero subrayando que irá acompañado «de las medidas que garanticen su seguridad» y que el retorno al centro penitenciario de origen se realizará «sin aplazamiento ni dilación el día 15».

A pesar de que la sala dejó ya bien claro que Forn, aunque luego vaya a ser trasladado a Barcelona de forma permanente, debe volver a Madrid el mismo sábado, el Supremo tuvo que insistir hoy en ese punto en una nueva providencia tras haber recibido sendos escritos de la Secretaria de Mesures Penals de la Generalitat de Cataluña y de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias preguntando si el exconsejero debía de regresar a Soto.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

El PSOE pide a JxCat que «no bloquee» la investidura de Sánchez

Ricardo Costa sustituye la cárcel en ‘Gürtel’ por 192.000 euros y un año de trabajo comunitario