in

El M5E se hunde y Salvini triunfa en las eleciones regionales

El vicepresidente de Italia, Matteo Salvini –

Los comicios en los Abruzos se consideran un test nacional de cara a las europeas

El populismo de izquierdas y antisistema, representado por el Movimiento 5 Estrellas (M5E), sufrió una derrota clamorosa el domingo en las elecciones regionales de los Abruzos, en el centro de Italia, en unos comicios que se consideraban un test nacional de cara a las elecciones europeas del 26 de mayo. Con una gran victoria, se impuso el candidato del centro derecha (48%), que se presentaba en coalición con la Liga, Forza Italia y Hermanos de Italia. En segundo lugar se situó el centro izquierda (31%), formado por ocho listas.

Los datos son despiadados para el M5E, liderado por Luigi Di Maio, el vicepresidente del Gobierno, que pierde más de la mitad de los votos desde las elecciones del 4 de marzo: del 40% a menos de la mitad, el 19,5%. Han bastado ocho meses de Gobierno para quemar a Di Maio. Ni siquiera le ha sido suficiente para evitar la catástrofe electoral la aprobación de la llamada renta de ciudadanía, que concede 780 euros a los parados, un subsidio del que se beneficiarán las regiones del centro y del sur, como la de los Abruzos, castigada por terremotos y gobernada por la izquierda.

Dentro de la victoria del centro derecha, el gran triunfador fue la Liga, que lidera el vicepresidente y ministro del Interior, el ultraderechista Matteo Salvini. En los comicios del 4 de marzo no llegó al 14% en los Abruzos y ahora duplica el resultado (27,8%), siendo el primer partido de la región, donde ni siquiera se había presentado en las anteriores elecciones de 2019.

Varias razones explican el creciente apoyo a Salvini y el desastre de Di Maio. El líder de la Liga se ha mostrado como un líder pragmático, favorecido por su política de tolerancia cero en seguridad y lucha contra la inmigración, campo en el que ha obtenido un notable éxito. En el 2018 llegaron a Italia, según la ONU, 23.371 inmigrantes, casi 100.000 menos que en 2017. Por su parte, el vicepresidente Di Maio, que es también el titular de dos ministerios claves y estratégicos, Desarrollo Económico y Trabajo, ha probado su incompetencia. Llegó a decir recientemente que Italia estaba en vísperas de un gran «boom económico» y a los pocos días se hizo oficial que el país entraba en recesión. A su inacción a favor del crecimiento económico, cabe añadir la inclinación del M5E hacia posiciones extremistas para competir con Salvini en un intento por evitar su descenso en las encuestas.

Di Maio, un moderado, se ha dejado arrastrar por Alessandro Di Battista, representante del ala más radical del movimiento. Salvini sueña con seguir robando votos al M5E y llegar al Palacio Chigi, residencia del primer ministro. Para el M5E, seguramente lo peor está por llegar.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

Guaidó anuncia que la ayuda humanitaria entrará en Venezuela el 23 de febrero

El calvario de un venezolano con discapacidad por las carreteras de Colombia