in

El independentismo arropa a Torra en su declaración por desobediencia

Varios centenares de personas han acompañado al presidente de la Generalitat hasta las escalerillas del Tribunal de Justicia de Cataluña

El presidente de la Generalitat ha declarado en el Tribunal de Justicia de Cataluña desde las 10.30 horas de la mañana hasta las 11.5, investigado por un delito de desobediencia. Torra está acusado de no haber acatado la orden de la Junta Electoral Central que le obligaba a descolgar los lazos amarillos y las pancartas a favor de los presos de la fachada de los edificios de la Generalitat.

El independentismo ha arropado al presidente de la Generalitat hasta las escalerillas del TSJC. Una comitiva, en la que estaban todos los miembros del Govern y representantes de los partidos secesionistas, ha hecho el paseíllo entre el Arco del Triunfo hasta el palacio de justicia, mientras varios centenares de personas gritaban consignas a favor de la independencia y en contra de la justicia española.

La concentración, organizada por la ANC y Ómnium Cultural, ha estado lejos de otras similares protagonizadas por líderes nacionalistas en el pasado. Nada que ver, por ejemplo, con el día en que declaró Artur Mas acusado de desobediencia por el 9-N, en que miles de personas se agolparon frente a la sede del alto tribunal catalán.

En este punto, Torra ha fracasado en su intento de darse un baño de masas. Tras su declaración, está previsto que Torra pronuncie un discurso institucional desde el Palau de la Generalitat. El jefe del Ejecutivo catalán, que ayer cumplió un año en el cargo, ha entrado al TSJC acompañado de su mujer y sus abogados. En mitad de las escalerillas, se ha girado y ha saludado a los concentrados. Mas, en su día, saludó haciendo el gesto de la bandera catalana con los cuatro dedos de la mano.

Los tres últimos presidentes de la Generalitat han sido imputados o procesados por delitos relacionados con el proceso secesionista. Mas fue acusado y luego condenado a un año de inhabilitación por un delito de desobediencia por haber organizado la consulta ilegal del 9-N. Puigdemont, por su parte, está procesado por un delito de rebelión por los hechos de octubre. Torra, mientras, está imputado por desobediencia por no cumplir a tiempo la orden de la Junta Electoral. El presidente de la Generalitat acabó retirando la simbología soberanista en periodo electoral, pero lo hizo tarde, dos días después del plazo y tras un intento de burlar la orden de la Junta Electoral, ya que cuando le pidió que descolgara la pancarta con el lazo amarillo, la tapó por otra que llevaba un lazo blanco. Finalmente, acabó descolgando todas.

El presidente de la Generalitat ha asegurado antes de declarar ha publicado en tuit en su cuenta en el que ha dicho: «Con la libertad de expresión, hasta las últimas consecuencias».

Aquest matí declararé davant el TSJC per haver mantingut la pancarta a favor dels exiliats i presos polítics al balcó del Palau de la Generalitat. Aniré a acusar l'estat d'aquesta deriva autoritària. Amb la llibertat d'expressió, fins a les últimes conseqüències.

— Quim Torra i Pla (@QuimTorraiPla) 15 de mayo de 2019

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

Un mercante con 25 tripulantes y destino Valencia se incendia en Mallorca

Whatsapp pide a todos sus usuarios que actualicen la ‘app’ para evitar un virus