in

Corbyn aprovecha el debilitamiento de May para presentar la moción de censura

El líder laborista británico Jeremy Corbyn habla durante las preguntas semanales a la primer ministro en la Cámara de los Comunes en Londres –

El debate ha comenzado y la «premier» necesita una mayoría simple para salvar este nuevo desafío. La votación está pautada para antes de las 20.00 horas

Se veía venir porque lo llevaba anunciado desde hace varios días y el líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn ha aprovechado la ocasión, el momento en el que Theresa May está más debilitada para tratar de sacar a la «premier» del Gobierno y forzar así unas nuevas elecciones. Algo que, ni aún así, parece va a conseguir.

La primera ministra ha resistido todas y cada una de las acometidas que ha sufrido en los últimos meses, incluyendo una moción de confianza planteada por sus propios correligionarios «tories», y ha salido, tocada pero ni mucho menos hundida de todas ellas.

Esta vez no será menos y parece que superará la moción de censura que se votará en torno a las 8 de la tarde hora española y planteada por su archienemigo político. Todo porque los diputados euroescépticos rebeldes de su partido que ayer la humillaron, los 118 que votaron en contra de su acuerdo, ya han repetido por activa y por pasiva que la apoyarán. Entre ellos los dos más críticos con la jefa de Gobierno, el exministro de Exteriores, Boris Johnson y el líder de la facción más radical euroescéptica, el diputado Jacob Rees Moog. Ambos han señalado que «el problema no es Theresa May» y que «Corbyn solo trata de llevar al país a unas elecciones anticipadas que nadie necesita ahora».

Pero la clave para que esta moción no salga adelante la tienen los 10 diputados del Partido Unionista de Irlanda el Norte (DUP). Una formación que sustenta al Gobierno de May y que ya se ha posicionado también a favor de la primera ministra británica a pesar de rechazar de plano su pacto del brexit.

Será el propio Corbyn quien inicie el debate y que se cerrará con esa votación prevista para última hora de la tarde. May necesita una mayoría simple para salvar este nuevo desafío y si, finalmente, las cosas cambiaran mucho y no pudiera superarlo, la ley parlamentaria exige que en un plazo de 14 días debería intentar formarse otro Ejecutivo (o ella tratar de recuperar la confianza de la Cámara en ese periodo) mediante alianzas entre partidos o apoyos puntuales. Si pasado ese periodo de tiempo esto no se consigue, entonces se tendrían que celebrar elecciones generales anticipadas.

De momento, Jeremy Corbyn ha acusado este miércoles a May de «no aceptar» la derrota en el Parlamento de su plan del Brexit. En la sesión semanal de preguntas a la primera ministra en la Cámara de los Comunes, el líder laborista le reprochó «haberle fallado» al país con el acuerdo del Brexit. «¿No es el caso que cualquier primer ministro que hubiera afrontado una derrota como la de anoche hubiera dimitido y este país podría elegir el Gobierno que quisiese?», se preguntó.

Tras la humillante derrota a la que fue sometida ayer, la «premier» va a comenzar hoy mismo una ronda de contactos con las diferentes formaciones del Parlamento británico para tratar de que cooperen y puedan aportar ideas para desencallar el bloqueo político que vive el proceso. May pidió ayer «ayuda» a sus compañeros diputados para «solucionar» el problema del brexit.

Sin embargo, en esa ronda de contactos no participará el líder de la oposición. May no se sentará a hablar con Corbyn en un día en el que se verán las caras en el Parlamento británico antes de que esta tarde se vote esa moción de censura que el ha propuesto contra el Gobierno.

Por ahora, todo parece indicar que el proceso se aboca a un retraso en la fecha de salida. Varios diputados pedirán en el debate de esta tarde que May busque extender el artículo 50 del Tratado de Lisboa más allá del 29 de marzo.

Una opción que también manejan los mercados británicos. El gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, que aboga por evitar a toda costa una salida abrupta de la UE, ha asegurado que los principales sectores económicos apuestan porque la opción de retrasar la fecha de salida será la elegida por la primera ministra.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

Cameron reaparece y asegura que no se arrepiente de convocar el referéndum del Brexit

Al menos cuatro soldados estadounidenses mueren en un atentado de Daesh en Siria